La importancia de la diversificación de productos de alimentación animal en la industria del etanol

La proteína tiene una alta demanda a nivel mundial. A medida que aumenta la demanda de proteína entre los miembros de una creciente clase media, se requiere una mayor disponibilidad de productos alimenticios para animales de alto contenido proteico, de manera que se pueda satisfacer la demanda de la carne que consumimos.

Por Mallorie F. Wilken, PhD May 31, 2019

Tradicionalmente, una fuente de proteína de bajo costo han sido los granos de destilería, que se usan para alimentar a los cerdos, aves y ganado proveedor de leche y carne. La investigación también ha mostrado oportunidades de alimentación con pescado y otras especies acuáticas. La versatilidad del grano de destilería ha aumentado su demanda global para alimentar a los animales de abasto.

Al mismo tiempo que crece la demanda de proteína, la industria del etanol madura y busca maneras de agregar varias fuentes de ingresos. La diversificación es necesaria y esencial para que las plantas sigan siendo rentables en este mercado.

La importancia de la diversificación de productos de alimentación animal en la industria del etanol

Figura 1. A medida que aumenta la cantidad de carne que consumen los humanos, también lo hace la demanda de productos proteicos para piensos. Fuente: FAO, 2018.

El rol de las tecnologías de separación en los nuevos productos alimenticios

Los granos de destilería con proteína concentrada serán uno de los productos alimenticios que ayuden a las plantas a desarrollar nuevas fuentes de ingresos, a la vez que siguen proporcionando alimentos para animales para satisfacer la demanda de carne para consumo global. Como la carne de cada especie animal tiene diferentes requisitos nutricionales para su rendimiento óptimo, las fórmulas incorporan productos alimenticios en diversas proporciones para satisfacer esos requisitos. Aunque el maíz ha sido tradicionalmente el producto principal para añadir energía a la dieta de cerdos, aves de corral y ganado bovino, la soya ha sido a menudo un gran proveedor de proteína, ya que tiene un perfil de aminoácidos más apropiado para satisfacer las necesidades alimenticias de cerdos y aves en comparación con el maíz.

Más recientemente, los granos de destilería han podido sustituir a la mayoría de los suplementos proteínicos en las dietas del ganado bovino, pero esta proteína de maíz no tiene un contenido de lisina tan alto ni está tan balanceado en aminoácidos como la soya y, por ende, no puede ser un sustituto equivalente en las dietas de los cerdos o de las aves.

Los productos alimenticios de alta proteína de las destilerías pueden proporcionar una gran cantidad de proteína a un nivel de menor inclusión en comparación con los granos de destilerías tradicionales. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que sigue siendo proteína de maíz y la relación entre la lisina y la leucina se mantiene en 3:1, mientras que en la soya es de 1:1. Los granos de destilería altos en proteína tienen el potencial de reemplazar porciones de los alimentos de soya para que la alimentación animal sea más rentable para el productor sin sacrificar el rendimiento. Se están llevando a cabo más investigaciones que nos ayuden a entender mejor los niveles óptimos de inclusión del producto alimenticio en cada una de las especies.

Fatores Adicionais a Considerar nas Dietas dos Animais

Es importante destacar que, si bien es valiosa, la proteína no es el único componente de los granos de destilería que ofrece ventajas alimenticias cuando se añade a las dietas animales. La fibra, la grasa y otras propiedades intrínsecas son factores adicionales. El salvado o porción de fibra del maíz tiene apenas un 20 por ciento de proteína (base de alimento seco). Esta proteína es increíblemente valiosa en las dietas del ganado bovino, ya que el ambiente microbiano del rumen puede digerir y utilizar esta fibra para la energía y crecimiento del animal, lo que no ocurre con cerdos y aves de corral. Los productores que manejan ganado bovino a menudo notarán los beneficios de las dietas que contienen granos de destilería en la salud y en la ingesta de sus animales en comparación con las dietas que no contienen este producto. El ganado tiene niveles de consumo más consistentes y, por lo tanto, menos problemas digestivos. La capacidad de separar el flujo de fibra y el de proteína tiene el potencial de dirigir los productos alimenticios a más productos específicos de las especies y aumentar los ingresos de la planta.

Cuando se comparan los granos de destilería altos en proteínas y la fibra de maíz, combinados con productos solubles condensados de las destilerías, como el nuevo alimento de ICM, Fiber&Syrup (FS) con los granos de destilerías húmedos o secos más los solubles (WDGS o DDGS) en las dietas del ganado bovino, los animales mostraron un desempeño estadísticamente similar (véase la Tabla 1). El ganado que tuvo dietas con productos alimenticios de etanol a una inclusión del 40 por ciento (alimento seco) tuvo un rendimiento similar o mejor que los alimentados solo con maíz.

Como los productos alimenticios a base de etanol se administraron a niveles que excedían la cantidad requerida de proteína, el ganados pudo aprovechar el alimento como fuente de energía. Esto también ilustra que, en tanto se cumpla con la proteína requerida, el ganado “usará” la proteína administrada por medio del alimento de etanol como energía, como se muestra en la Tabla 1 con el rendimiento equivalente del ganado alimentado con grano de destilería alto en proteína (37 por ciento de proteína cruda) y FS (32 por ciento de proteína cruda). Si el ganado puede tener un rendimiento similar con menos proteína en la dieta, pero suficiente, debemos administrar FS en los comederos y utilizar los productos de mayor contenido de proteína concentrada en especies como los cerdos y las aves, donde la proteína es valiosa y costosa.

Resultados de administrar alimento de etanol a reses en fase de terminación.

El pescado es una fuente de proteína con creciente demanda para el consumo humano a nivel mundial. Este cambio en la demanda está generando oportunidades para la acuicultura (Figura 1). Los granos de destilería altos en proteína han generado un mayor rendimiento en la tilapia cuando se añade a dietas con un 15 o 25 por ciento de inclusión (alimento seco), como se muestra en la Tabla 2. La tilapia alimentada con granos de destilería altos en proteína de ICM a un 15 o 20 por ciento tuvieron un rendimiento de peso significativamente mayor (0,28 y 0,29 por ciento, respectivamente) en comparación con los alimentados con dieta de control tradicional al 0,26 por ciento. Estos resultados sugieren una oportunidad para distribuir más productos alimenticios a base de etanol con proteína concentrada.

Tilapia alimentada al 0, 15 o 20 % con granos de destilería altos en proteína

A medida que la alimentación y la producción animal aumenta para satisfacer la demanda de proteína, los nuevos requisitos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos exigirán tecnologías e innovaciones para manejar la necesidad de coherencia, lo que traerá nuevas oportunidades para impulsar los resultados finales de una planta de etanol. La coherencia y la verificación generarán lealtad por parte del cliente para comprar el alimento y el precio al que elijan comprar, especialmente a medida que los granos de destilería pasan de ser un producto secundario del etanol a un producto alimenticio en las mentes de los productores.

El balance óptimo para las plantas de etanol en la actualidad se logra al mejorar el sistema de producción de etanol y aumentando los ingresos por medio de alimentos diversificados que satisfagan las necesidades de los mercados locales y el comercio. Las condiciones del mercado están forzando a las plantas de etanol a reevaluar sus métodos de producción actuales en relación con la flexibilidad de la planta. Las plantas deben ser capaces de crear valor en todas las facetas de la producción, incluso en el etanol, el aceite de maíz y productos alimenticios. Esto requiere que las plantas adopten tecnologías de proceso que separen los flujos de alimentos y permitan que la planta recombine, concentre o procese cada alimento para satisfacer las demandas.